Cómo escribir sobre comida y experiencias gastronómicas

consejos para escribir sobre comida

Somos alquimistas en la cocina. Fusionamos sabores en los fogones que dan como resultado un plato único y exquisito. Es transformación; y, por qué no, un poco de magia.

También lo es la forma en que se combinan las palabras para crear un contenido gastronómico que enganche. 

Si quieres empezar a escribir sobre comida y experiencias gastronómicas, no cometas el error de caer en los mismos tópicos de siempre.

La comida es una experiencia y saber transmitirla a los lectores es el secreto de la buena escritura gastronómica.

Huye de los textos insulsos con estos 10 consejos para escribir sobre comida.

10 ingredientes para desarrollar tu escritura gastronómica

La forma que tienes de transmitir tus ideas sobre la comida puede llegar a inspirar a otras personas, así como aumentar las reservas de tu restaurante o las ventas de tu producto.

Pero antes de empezar a escribir, hay que prepararse una buena mise en place. Puedes comenzar por hacerte una serie de preguntas: ¿qué papel desempeña la comida en mi vida?, ¿cuál es mi filosofía alimentaria?, ¿qué historia quiero contar?

Conocer las respuestas a estas preguntas te ayudará a crear historias sobre la comida que tengan repercusión.

Dicho esto, prepara tus utensilios y todas tus ganas porque te traigo la receta secreta para que tus artículos sobre comida triunfen en Internet (o fuera de este).

1. Elabora un calendario editorial

Si acabas de publicar tu página web, no creas que ya está todo hecho. Tener un blog es la mejor manera de conectar con tu público. Además, te ayudará a posicionarte en los buscadores para que tus clientes puedan encontrarte y conocerte.

Sin embargo, es una tarea que requiere esfuerzo y constancia. Lo mejor es establecer una estrategia para que se produzca la interacción con otras personas.  

Si quieres empezar a escribir un blog gastronómico, es una buena idea que elabores un calendario editorial. El calendario editorial es un documento de planificación que te ayuda a programar las entradas de tu blog de forma diaria, semanal o mensual.

De un vistazo, podrás ver las próximas entradas del blog que tienes que escribir y publicar. También es una herramienta muy útil para hacer un seguimiento de los tipos de contenido, los canales de promoción y otros detalles.

2. Pregúntate para quién escribes

Escribir sobre comida puede ser una experiencia agradable y gratificante, tanto si se trata de la crítica de un restaurante como de una receta o un artículo para un blog gastronómico.

Sin embargo, hay que tener en cuenta varios factores a la hora de escribir sobre comida para que el texto, además de informativo y preciso, se pueda saborear.

Antes de escribir el primer título, pregúntate para quién escribes, quién es tu cliente ideal y cuál es el propósito de tu artículo.

¿Estás escribiendo para personas preocupadas por la salud? ¿Das consejos para reducir el tiempo que pasan en la cocina? Conocer a tu público te ayudará a adaptar tus escritos a sus intereses y a proporcionarles la información que buscan.

Eso sí; no te bases en conjeturas. Los planes de marketing de contenidos que funcionan se diseñan desde el punto de vista del cliente. Por lo tanto, si no tienes una imagen detallada de quién es tu cliente ideal y de lo que le motiva, empieza por investigar sobre tu público objetivo.

3. Encuentra tu voz

Uno de los consejos más importantes que puedo darte para escribir sobre comida es que no olvides infundir tu voz en tus escritos. Tu perspectiva única y tu estilo de redacción pueden hacer que tus artículos gastronómicos sean más atractivos.

Encontrar tu propia voz para crear contenidos gastronómicos puede ser un proceso creativo largo, pues tienes que conocerte bien. La voz es lo que te diferencia de otras personas que hacen casi lo mismo que tú.

Tu escritura expresa tu autenticidad y tu punto de vista. Se trata de cómo usas el lenguaje, de qué ritmo le das a las palabras, por qué usas una expresión y no otra. Nada se deja al azar.

Y no solo te ayuda a destacar, la voz hace que puedas explicar conceptos difíciles y hacerlos más llevaderos sin aburrir a tus lectores.

Para crear contenidos gastro con impacto, pon siempre un poco de ti en tus textos; escribe con personalidad. 

4. Busca un hilo conductor

Buscar un hilo conductor para tus escritos gastronómicos hace que la estructura de tus contenidos sea clara y coherente. Todo lo demás es una danza en torno a este pilar central.

El tema central es la comida, pero también las personas, la vida, las relaciones, los recuerdos… Todos estos elementos cobran vida con las palabras y guían a tus lectores por la experiencia.

Sabes de qué vas a escribir, por qué y cómo lo vas a hacer. Haz una introducción clara, profundiza en el tema y luego, una vez que hayas expuesto tu punto de vista, deja una puerta abierta para que tus lectores regresen.

5.  Escribe de forma precisa

Crear contenido de calidad es difícil. Requiere esfuerzo, imaginación y mucha investigación. Ten en cuenta que querrán leerte y seguirte porque tienes una opinión muy tuya sobre el tema y has desarrollado una voz inconfundible, pero también porque sabes de lo que hablas.

Trata de buscar siempre la claridad en la expresión y añádele una pizca de estilo propio. Que cada palabra que elijas tenga su razón de ser.

Describe los platos con detalles específicos sobre los ingredientes, los sabores, las texturas, los olores y las presentaciones. Esto ayudará a que la persona que te lea tenga una idea más clara de lo que estás describiendo.

6. Sazona tus textos con pasión

Los escritos insulsos no inspiran a nadie. Tu emoción por hacer lo que te gusta se debe notar. Libérala como el cocinero turco Salt Bae deja caer la sal sobre sus elaboraciones: con arte y con gracia. ​

Aunque no escribas sobre tu comida favorita, comparte tu entusiasmo por la buena comida y haz que sea contagioso. Un truco que suele funcionar es emplear un lenguaje sensual que transmita tu placer e involucración en el tema, pero sin exagerar.

7. Aprovecha la estacionalidad

La gastronomía gira en torno a la estacionalidad, por lo que tus artículos deben redactarse teniendo en cuenta el momento en el que nos encontramos. Cada estación del año ofrece diferentes ingredientes y alimentos frescos que están en su mejor momento.

Además, cada estación tiene sus propias técnicas de cocina y sus métodos tradicionales para hacer frente a los desafíos específicos de cada época. 

Por ejemplo, si tienes una bodega, la vendimia es un momento crucial que puedes aprovechar en tu marketing de contenidos. Una bodega que se enfoca en la producción de vinos tintos puede promocionar la cosecha de otoño como el momento ideal para comprar sus productos.

8. Aplica el storytelling gastronómico

Escribir sobre comida no solo tiene que ver con la comida. Se trata de la gente que prepara esa comida y de su historia. También de las tierras de las que proceden los alimentos con los que se elabora un plato. La comida y la identidad están profundamente conectadas.

Tienes que aprender a transportar a las personas que te leen a otro espacio. Tienen que ser capaces de viajar a través de tus palabras y saborear la experiencia gastronómica que estás describiendo.

La historia que hay detrás del plato es lo que atrae. Cada historia puede tener un poco de ti. Puede ser un recuerdo de la infancia, una anécdota de tu vida o, simplemente, un punto de vista personal.

9. Escribe para evocar

La escritura culinaria describe las texturas, los sabores, los olores… No obstante, lo más importante es saber describir la situación.

Cuando escribes una receta puede ser muy útil para las personas que desean recrearla que describas algunas sensaciones y cambios físicos en los alimentos. Por ejemplo, cuando se aumenta la temperatura o se añade aire a una mezcla.

Aléjate de la terminología cliché, como sabroso o delicioso, y encuentra nuevas formas de presentar la comida. Ten en cuenta que el requisito fundamental es saber despertar el apetito.

Puedes emplear verbos de acción, como caramelizar o dorar que también describen el color que van tomando los alimentos. O puedes echarle un vistazo a este artículo sobre el lenguaje sensorial.

10. Acompaña el texto de imágenes de calidad

El mundo de la gastronomía es muy visual. No solo se trata de investigar y conceptualizar las historias, también son muy importantes las imágenes con que acompañas tus escritos.

Ten en cuenta que la comida dice mucho de nosotros. Revela lo que creemos. Por ejemplo, añadir elementos como una cuchara rústica, una olla de cerámica y una bandeja de madera, crea un contexto de tradición y nostalgia. El atrezzo culinario perfecto para preparar una receta casera y tradicional.

Por último, no olvides compartir con otras personas tu creación. Invita a la conversación y comparte tu filosofía para inspirar a gente como tú e intercambiar ideas.

Escribir sobre gastronomía puede inspirar a otras personas y aumentar las ventas de tu negocio, pero requiere tener en cuenta varios factores.

Si añades los 10 ingredientes que te indico, podrás crear unos textos de toma pan y moja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio